Consultoría Estratégica
López de Hoyos 190 Bajo C

Consultoria Estratégica en 6 Pasos

- la salida es por aquí -

1. Análisis del entorno exterior e interior

          Se realiza un análisis profundo de las circunstancias políticas, económicas y sociales actuales y del futuro en las que se mueve la empresa. La capacidad de predecir el futuro tiene mucho que ver con el análisis del presente.

la salida es por aquí

          Después del análisis del exterior se aborda el análisis interno de la empresa: situación financiera, propiedad, recursos humanos, localización, equipo directivo, clientes, proveedores, relaciones con las administraciones públicas, etc. Para este cometido será imprescindible abordar numerosas entrevistas con el personal de la empresa.


2. Aplicación de las Herramientas de Análisis Estratégico

          Una vez obtenidos todos los datos y el perfecto conocimiento del entorno procedemos a aplicar a la empresa las herramientas de análisis estratégico bien conocidas, fundamentalmente DAFO, Las 5 Fuerzas de Michael Porter y la Cadena de Valor (esta última, sobre todo los modelos de McKinsey y el profesor Garralda).


3. Resultados y Conclusiones del Análisis Estratégico

          De la correcta aplicación de estas herramientas de análisis debemos obtener una o varias Ventajas Competitivas y una Estrategia Competitiva.

la salida es por aquí

          La Ventaja Competitiva es la cualidad que le permite a la empresa tener más ventas que sus competidores y la Estrategia Competitiva es el modo básico de desplegar los recursos de la empresa para reforzar, alcanzar y mantener su Ventaja Competitiva.

          Establecemos claramente la misión de la compañía, así como su ACN (Actividad Clave de Negocio), conceptos ambos que centran a toda la organización en un objetivo común.


4. Plan de Objetivos

          Una vez que sabemos a dónde y cómo debemos ir, establecemos unas metas concretas en plazos establecidos en concordancia con el análisis estratégico efectuado. Por ejemplo, si nuestra conclusión del análisis estratégico es que para nosotros es clave nuestra red de distribución estableceremos un plan de modernización de nuestra red, mejorando nuestras relaciones con los trabajadores que se encargan de ese cometido y abordando las inversiones necesarias.

          El plan de objetivos deba abarcar todo el conjunto de acciones imprescindibles para acomodar el modo de actuar de la empresa a las conclusiones del plan estratégico. Esto, en muchos casos, afecta a las personas, a los organigramas de la empresa, a las políticas de marketing, de precios, compras, clientes, proveedores, impuestos, planificación fiscal, etc.


5. Ejecución de los cambios

la salida es por aquí

          La ejecución material de los cambios constituye nuestra quinta fase de la implantación del plan estratégico y en esta fase es en la que salimos de los papeles y entramos en el mundo real de la compañía. La ejecución de los cambios requiere experiencia, mano izquierda y también determinación y el apoyo total de la propiedad de la compañía.


6. Seguimiento del Plan Estratégico

          Los nuevos comités de dirección creados ad-hoc por el plan estratégico deben hacer una evaluación permanente de dicho plan, corregir las desviaciones y procurar nuevas soluciones a problemas imprevistos en su implantación. Una vez se pone en marcha todo el proceso de cambios siempre surgen modificaciones, ajustes inesperados, pues la realidad no siempre coincide con nuestro análisis y sobre todo si tenemos en cuenta que en todo el proceso, por ejemplo, intervienen las personas que no siempre son predecibles.

          Por ello, esta etapa es también crucial y es fundamental mantener firme el timón de nuestra embarcación observando la mar, a nuestra tripulación y a las cambiantes condiciones meteorológicas.

Curso de Estrategia y Finanzas
Centro de Estudios Profesionales
Soporte Lógico